“¿Quién está a cargo?”

FOTO: LUJÁNHOY

“¿Quién está a cargo?” Con esa pregunta se presentó la oficial de policía en la última sesión del Concejo Deliberante. No hubo una respuesta inmediata. Se vivió uno de esos incómodos silencios que permitieron ver, en un instante, la sucesión interminables de acontecimientos que nos hicieron caer aún más bajo en la profunda crisis institucional en que nos encontramos los lujanenses.

Rebobinando

La crisis en el sistema de salud pública en el municipio de Luján, llevó al Concejo Deliberante a crear una comisión especial para investigar las irregularidades cometidas en varios casos denunciados por familiares de fallecidos en el Hospital Municipal. El tema se estancó en idas y vueltas, sumando el poco interés del oficialismo para que la investigación prospere hasta que un nuevo caso sacudió al Hospital. Esta vez, incrementado por una denuncia de sobornos ofrecidos a la familia de Melani Sánchez para esconder los motivos por el fallecimiento de la beba. En el marco de los atributos de la ley orgánica de las municipalidades y ante denuncias realizadas por la misma familia en la sesión anterior, la comisión especial señaló que el único camino para esclarecer el hecho era la creación de una comisión investigadora, que determine si el Intendente es o no responsable ante dicha denuncia.

Tan sorprendente fue la negativa de los concejales del oficialismo, siempre tan republicanos y democráticos en sus expresiones, como la respuesta de los presentes. Una vez más, vimos como una sesión fue interrumpida, las puertas del Concejo Deliberante cerradas y en consecuencia, la democracia clausurada. La debilidad de las instituciones municipales volvieron a tocar fondo a un nivel en que ya nada, desgraciadamente, nos sorprende.

Presupuesto

En la misma sesión, el bloque de Cambiemos impulsaba la votación del presupuesto. El 17 de julio, el gobierno de Luciani pretendía lograr la aprobación de una Ordenanza que tiene como objetivo la planificación anual. Si bien es cierto que el gobierno esbozó un proyecto de presupuesto en noviembre e intentó su aprobación, también es cierto que se tomaron ocho meses para intentar una nueva aprobación. Ocho meses sin rumbo, sin dirección, sin criterio. Ocho meses más que profundizan la rutina de la improvisación que bien define al gobierno de Luciani, donde las prioridades están definidas por los fondos que pueden llegar al municipio (como la remodelación de la calle San Martín y algunos ingresos y avenidas) y no por la planificación estratégica de Luján. Un municipio que tiene declarada la Emergencia económica, financiera, sanitaria y ambiental. Un municipio donde se acumulan problemas históricos no resueltos y agravados. Con una sociedad cada vez más cansada de escuchar tantas mentiras.

Seguridad

En la última sesión del Concejo Deliberante también se iba a tratar una comunicación por un episodio de violencia institucional que sufrió un joven de 19 años, golpeado por la policía local. Si faltaba algo a tanto desorden llegó el día del amigo, 20 de julio, donde en un episodio absolutamente evitable la policía reprimió y detuvo a cuatro jóvenes, dos de ellos menores de 18 años. Tenemos una policía que impone la fuerza como forma de diálogo, un intendente que siempre se desentiende y una fiscalía de turnos ausentes. Un episodio que pudo ser controlado con una mínima presencia del municipio en las calles, no solo controlando, sino sobre todo proponiendo un día de amistad e integración entre los jóvenes de nuestra ciudad.

Laberinto institucional

Hablar de crisis institucional resulta hasta generoso. No hay posibilidad de una salida individual o sectorial sin un gran encuentro generacional. No hay posibilidad de un gobierno que fije un rumbo si no es prioridad de la mayoría de nuestra sociedad. No se puede pensar en una solución apostando a lo que ya fracasó. Necesitamos un compromiso histórico por Luján: producir un gran acuerdo generacional, volver a pensar en grande y dar un paso al nuevo tiempo. Tenemos dos opciones, nos rectificamos o nos hundimos.

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *