Araucaria Energy: Las cuatro mentiras del gobierno municipal

La puesta en marcha de la central termoeléctrica Araucaria Energy en Luján, con sus luces y sombras, sigue generando acontecimientos. Luego de la votación en el Concejo Deliberante en la cual el bloque de Cambiemos logró modificar el uso del suelo del área rural donde ya se construyó la planta para poder habilitarla y ante las críticas que despertó la falta de transparencia en todo el proceso, el gobierno municipal publicó un comunicado titulado “La municipalidad informa”. En el mismo, se detallan cuatro puntos que pueden ser desmentidos rápidamente. Veamos:

  • La municipalidad informa que “Se trata de una norma dictada por el Departamento Deliberativo, en ejercicio de sus facultades legales, que no ha infringido ninguna disposición legal ni reglamentaria, por lo que se constituye en un acto legítimo y de plena validez”. Encontramos en este primer punto una verdad a medias, ya que a fojas 33 del expediente 4069/05128/17 el Intendente Municipal Oscar Luciani y el Secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos Marcelo Gutiérrez, elevan una nota al Concejo Deliberante el 9 de octubre último solicitando “consideración y tratamiento pertinente” de un proyecto de Ordenanza para crear la zona de uso específico necesario “con destino a la instalación de una Central Térmica de Generación de Energía Eléctrica”.
  • En el segundo ítem expresan que “a través del mismo ha creado una Zona de Uso Específico en el marco de la ley, aplicando, como en otros casos, una regulación que así lo permite”. En este caso se omite señalar que el Gobierno Municipal, conociendo el nuevo uso que propone a la parcela, está autorizando una actividad que está prohiba por la Ordenanza Municipal Nº 6.224 que no permite la radicación en el distrito las denominadas Industrias de Tercera Categoría.
  • En el tercer punto señala que “La medida en cuestión obedece a que se ha juzgado conveniente contar, en el distrito, con una Central Térmica de Generación de Energía Eléctrica, capaz de aportar al desarrollo industrial y productivo local un caudal de 115 MGW/Hora”. En este caso, es necesario reiterar que la resolución 21/2016 del Ministerio de Energía y Minería hace la convocatoria para abastecer al Sistema Interconectado Argentino y en ningún momento hace referencia específica a Luján. No consta en ninguno de los convenios a los cuales tuvimos acceso, que lo que informa la municipalidad sea cierto. Tal es el caso, que el gerente de la Cooperativa Eléctrica, Antonio Otero, expresó en declaraciones para el Bisemanario El Civismo que “Esto no le entrega energía directamente a Luján”.
  • Por último, se expresa que “dicho emprendimiento no se halla eximido de cumplir con todos y cada uno de los requisitos legalmente exigibles para obtener su habilitación, la cual –de no verificarse el estricto cumplimiento de la normativa legal aplicable- no se otorgará”. Además de ser una obviedad, en este ítem nuevamente debe recordarse al gobierno municipal que está vigente la Ordenanza Nº 6.224 y que eso debió ser informado oportunamente a la empresa.

MÁS PREGUNTAS

Lejos de disipar dudas el comunicado de la Municipalidad de Luján suma incertidumbre. La estrategia de “pasar la tormenta” parece ser la primera reacción del gobierno. Al informe inicial es tiempo de sumar dos datos: el primer expediente de Araucaria Energy fue generado el 28 de septiembre de 2016, incluso antes de que la empresa consiga el financiamiento para su inversión. El primer destino del expediente dentro del organigrama municipal fue la Dirección de Medio Ambiente. Desde ese momento, el Municipio conoce de que se trata el emprendimiento que se pretende poner en marcha en pocos días. ¿Qué información dio el municipio en esa oportunidad a la empresa? ¿Qué opinó la Dirección de Medio Ambiente?

Por otra parte, seis expedientes se vinculan a este proyecto en el municipio. Sin embargo, el Intendente solicitó tratamiento a partir de un expediente iniciado el 17 de julio de este año. ¿Por qué no hay un expediente unificado? ¿Por qué fue ese expediente que no pasó en ningún momento por la Dirección de Medio Ambiente el que eligió el Intendente para elevar al Concejo Deliberante? ¿Hubo un movimiento estratégico de elegir la información que se enviaba para confundir a los Concejales? ¿Nadie alertó en ningún momento al Intendente de la posible violación a la Ordenanza 6.224 que prohíbe las empresas de Tercera Categoría en Luján?

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *