Otro logro de Macri: El peor déficit comercial en 20 años

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dependiente de la Organización de las Naciones Unidas, presentó el balance anual preliminar sobre las economías regionales. En relación a nuestro país, se comienza destacando un recuperación general de la economía producto de sectores beneficiados por el tipo de cambio de precios relativo, tales como aquellos beneficiarios de obra pública, la industria automotriz y el sector agropecuario. Algunos de estos sectores de beneficiaron en cuanto a factores externos, principalmente por una leve recuperación en la economía brasileña. En este ítem, se sigue observando la caída constante de otros sectores tales como la industria textil y electrónica.

Una de las preocupaciones latentes es que el salario mínimo y las jubilaciones “aún no recuperaron la caída registrada en 2016”, por lo cual todavía se sufren las consecuencias del ajuste inicial de la gestión de Mauricio Macri.

En relación al empleo, el organismo reconoce un pequeño crecimiento “donde se constató un mayor incremento del empleo público, de los asalariados que trabajan en casas particulares y del cuentapropismo en relación con el empleo asalariado privado registrado (que apenas se elevó un 0,4% en el acumulado hasta agosto)”. En este sentido, se destaca el doble discurso del gobierno de Cambiemos sobre la superabundancia de empleados en el Estado, ya que durante este año aumentaron las contrataciones. Por otro lado, el crecimiento en términos de empleo se da con trabajos de baja calidad.

Otra creciente preocupación de nuestra economía es que “el endeudamiento externo tuvo un marcado aumento en 2017, que financió el déficit fiscal y de la cuenta corriente”. El deficit fiscal se incrementó en relación al 2016 y fue cubierto con deuda en moneda extranjera (52.000 millones de dólares entre enero y septiembre) y en moneda local (equivalente a 20.000 millones de dólares). Una de las medidas tomadas por el gobierno al respecto fue el envío al congreso de la recién aprobada “reforma previsional” que se traduce, una vez más, en un nuevo ajuste para las mayorías y para aquellos más afectados por la política económica.

En relación a la balanza comercial, el informe es concluyente ya que señala que se trata del déficit comercial más elevado de los últimos 20 años. El déficit llegó a los 1.300 millones de dólares, producto del crecimiento de las importaciones (12,9%) en relación con las exportaciones (0,7%).

Con estos datos, se profundiza el modelo de desigualdad y el Estado da bienestar cada vez a más pocos.

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *